Sáb. Sep 24th, 2022

El primer programa de La Clave Cultural TV, cómo no, estará dedicado al último año y medio azotado por la pandemia del coronavirus, quizás el tiempo más difícil, confuso y crítico que nos ha tocado vivir en los últimos cincuenta años. A la terrible factura sanitaria, en muertos y afectados, ocasionada por la acción directa del virus, se le suma -debido a las medidas puestas en marcha para intentar frenar los contagios- la peor crisis económica de las últimas décadas y una restricción de libertades fundamentales nunca vista desde los tiempos de la dictadura. Asimismo, el cambio cultural y el impacto psicoafectivo en la sociedad, ocasionado por los nuevos hábitos relacionales derivados de la lucha contra el virus, son dos efectos trascendentes de la propia pandemia, quizás no abordados con la suficiente profundidad y perspectiva.

El objetivo del programa será analizar qué ha sucedido desde el inicio de la crisis sanitaria y, sobre todo, qué podemos aprender de todo ello. La Clave Cultural TV empieza su andadura con una mesa redonda con profesionales de distintos campos (medicina, biología, periodismo y política) con distintas experiencias y opiniones en un coloquio de hora y media. Los participantes, portavoces exclusivamente de sí mismos, serán animados a expresarse con total libertad y podrán abordar cualquier aspecto, tanto de la gestión de la pandemia como de la propia naturaleza de la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2, con el ánimo de construir pensamiento colectivo, según su criterio y experiencia particular. Será bienvenido el disenso entre las distintas voces, pero siempre expresado con escrupuloso respeto entre ellas.

El coloquio planteará primero un análisis cronológico de los hechos y las medidas tomadas para frenar los contagios, desde el inicio de la pandemia hasta el momento presente, y después una reflexión sobre las lecciones que podemos aprender de los veinte meses más traumáticos que hemos experimentado en los últimos tiempos. En dicha reflexión se intentará excluir en lo posible la polémica partidista, ya que el propósito del programa no es crear una confrontación ideológica sino un foro de aprendizaje colectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.